Una hipoteca es un gravamen mediante el cual un deudor garantiza una obligación a una persona natural o jurídica. Dicho gravamen aparece registrado en el certificado de tradición y libertad del inmueble y se mantiene hasta la cancelación total de la deuda que dio origen a la misma.

Si la persona no realiza el pago de las cuotas pactadas con el acreedor, el mismo iniciará un proceso jurídico con el fin de que un juez ordene la venta en subasta pública del inmueble para que con el producto del remate se cancelen los dineros adeudados.

Muchas personas no consideran la hipoteca como un problema, sin embargo, no se puede negar que afecta en el momento de la venta considerando que los bancos no prestan sobre inmuebles que presenten gravámenes hipotecarios, por lo cual se debe primero cancelar la obligación para constituir una nueva hipoteca a favor del comprador.

Amigo Inmobiliario SAS, ofrece alternativas para lograr la venta de inmuebles afectados con gravámenes hipotecarios que van desde la compra del inmueble hasta el pago de la deuda para lograr un mejor precio en la venta final del predio.